Barri de Cúper en plànol de 1883.

Cuíper, o Cúper, el barri de Foios situat a l’extrem de llevant del terme, a tres quilòmetres de Foios i a 500 metres de la mar, és una antiga colònia agrícola, declarada el 1882 per la família Guerrero Casanova. Des del 1954 pertany a la parròquia de Roca, un altre llogaret del terme de Meliana. Roca-Cúper té una estació del tren de rodalies València-Castelló, una activitat bàsicament agrícola i una associació de veïns molt activa.

Pròximament ens farem càrrec de la família Guerrero-Cuyper i de la història d’este llogaret, de moment ens ocupem de la presència de la “colònia” en la premsa valenciana, entre 1890 i 1931. Hi ha molts textos que ens eren pràcticament desconeguts i que tenen gran valor per fixar el relat de la població. De nou ens fixem en el monumental recull que conté la Biblioteca Virtual de Premsa Històrica del Ministeri de Cultura.

Com era una Colònia agrícola a finals del segle XIX? Hi ha molts detalls que encara no entenem, però hem trobat un text d’un tal L. Sellés que en fa un relat edènic a través de la glosa de la figura del fundador, Joaquín Guerrero Casanova. Es va publicar a La Revista de Gandia: periódico político independiente el dilluns 28 d’abril de 1890 (pp. 1 i 2), un diari catòlic conservador de la capital de la Safor. La descripció dels Guerrero Casanova respecte de Cuíper és la d’unes relacions socials hui en dia desaparegudes, pràcticament de senyoriu. Per exemple, la “colònia” celebrava el dia de sant Joaquim, sant del patró, que celebra una festa i convida a tot el veïnat. Joaquín Guerrero va construir el forn, la capella de la Mare de Deu dels Desemparats i l’escola.

LA COLONIA AGRICOLA DE CUYPER

En el término de Foyos y parte Sud-oriental, lindante con Pueblo Nuevo del Mar en su sección última, llamada Cap de Fransa, levantó el conocido ex-alcalde posibilista, acaudalado propietario y letrado del Colegio Valenciano, Señor Don Joaquin Guerrero Casanova, pueblecito pintoresco, con modesto nombre de Colonia, sobre estensos territorios donde en lo antiguo fundaron sus aristocráticos ascendientes importante mayorazgo.

Y mucho antes que modernas leyes, encaminadas al fomento de tan ùtiles fundaciones, le ampararan con sus beneficios, ya costeó obras importantísimas de instalación y cultivo, entre las que descollaron el horno, para el sustento de los moradores, la escuela para el alimento de las inteligencias y el templo para divino pan de sus conciencias.

Así comenzó la risueña y pintoresca Aldea, con tales bases sustentada á desarrollarse bajo la paterna y cariñosa protección del que llamamos los amigos, queridísimo Joaquín, escitando sin treguas para convertirse en hechicero pueblecillo, más ordenado y próspero en su agricultura y administración, que bastantes municipios de la provincia.

Disposiciones oficiales posteriores, encaminadas prudentemente á restar desgraciados emigrantes de esas sumas que la esplotación realiza, aumentaron su preponderancia que ya consigue elevado aprecio, justa remuneración del trabajo, la constancia y la paciencia.

Hoy Cuyper tiene hermosas casas, aparte de la señorial, bonitas calles, término con maestría cultivado, escelentes colonos-vecinos, y todos los posibles servicios municipales y cuanto puedan desear los residentes en los mayores poblados.

No serà pues en manera alguna lisonja, ni menos exigencia de afecto, rendir al primer colonizador de Valencia un entusiasta aplauso, tanto mas merecido cuando ninguna merced suplicó por ello á los gobiernos, ni fué distinguido como debiera con cruces ni honores prodigados sin merecimientos.

Si, deber es rendir justicia al mérito y dar la pequeña satisfacción de estas líneas, al que mejores lauros se merecía, y hubiera obtenido en paises no tan dominados por politicas funestas y menos indiferentes al esplote de sus riquezas, y más amantes de sus pocos y olvidados patricios.

¡Ah, vosotros no sabeis lo que es fundar una Colonia, es decir un Pueblo!

Si pensais consiste en levantar fastuosa vivienda de recreo, à cuyas dependencias se dá el nombre de tal, os equivocareis y no lo estrañaré, por que asi acontece con frecuencia; mas la Colonia es mucho màs que eso: es sacrificar cuantiosos capitales, reunir casas, edificar escuelas y templos, abastecer à los moradores, sufragar sus gastos, dirigir y promover los cultivos, procurár cubrir todas las necesidades y vivir casi siempre en sus tèrminos, para ser consejero de todas las cuestiones, hermano de todas las desgracias y padre de todos los que necesitan ausilios en sus diferentes calamidades.

Así ha sido para su Colonia mi amigo D. Joaquin; en ella pasó la mayor parte de su vida; en ella se criaron sus hijos; en ella se celebraron los grandes alborozos de la casa; en ella consolaron las penas de la existencia, y en ella al llamar la campana de su hermitorio á la oraciòn, caen confundidos de rodillas esta bondadosa familia con sus colonos, para elevar al cielo sus plegarias.

¿No os enternece este veridico y sencillo cuadro de la Colonia Cuyper? Os presentaré varios todos fàciles de admirar si visitais el pueblo.

¿Veis aquella señora con sencillo traje, atravesar sola y corriendo, por entre sendas de maleza ó materiales en construcción? Pues considerar es Doña Emilia Cervellò, vástago de distinguida familia, que con conocida virtud acude al remedio de las enfermedades, en las casas que la necesitan; nada importa sea la esposa del señor Guerrero ¿cuando la caridad recordò clases?

¿Veis aquella escuela donde estàn reunidos pequeñuelos, vagantes por los campos y calles en otros pueblos y ciudades? hoy estan más atentos que nunca; es que el Sr. Guerrero y sus hijos ayudan en su tarea civilizadora al digno maestro.

¿No ois repicar alegremente el esquilo del oratorio? ¿no escuchais el estruendo de los mascléts valencianos? ¿no veis ondear con las brisas saladas del alba vistosas banderolas? ¿no percibis la fragancia de hermosos ramos que lindas labradoras depositan sobre adornado altar? ¡Ah son los dias de San Joaquin, y la Colonia en masa palpita de entusiasmo! Habrá misa solemne, y sermón elocuentisimo, y banquete popular, y regocijos de costumbre, y castillo de fuegos artificiales, según celebran tal festividad los beneficios y amables fundadores.

¡Oh, si tal no es la celebrada Arcadia, y la sintesis del placer agricola, y el puro gozar de los hijos de la fé y del trabajo, inútil es buscar todo esto en parte alguna!

¡Pintoresco pais! Aun me parece sentir la agradable impresión, de cuando fui á rendirle mi primera visita.

Era de noche, y noche estival; al lejos mi familia se apercibió de sus viviendas por las luces de su alumbrado; llegamos, y ya en aquel momento nos admiró tan poetica residencia más atractiva en sus encantos al esmaltarse con la amabilísima cordialidad de afectuoso recibimiento.

En los lindes de exhuberante huerto-jardin inmediato al camino, se levantaba magestuosa edificación de los Casanova, origen de la vinculada propiedad, tras la que se estendian elegantes y sencillas construcciones medio envueltas en la penumbra; dejaba oir el cercano mar apacibles suspiros de sus quebrantes olas, arroyo próximo refrescaba con transparentes linfas, y preciados perfumes de escogidas flores y riquísimas frutas, nos hacian absorver las delicias propias de los paraisos.

El afectuosísimo Joaquin, su galante esposa, sus amables hijos, asiduos sirvientes y cariñosos colonos, se disputaban con esa complacencia revelante de la costumbre, en rodearnos de minuciosas atenciones que solo una hospitalidad del corazón puede rendir; y no cansados de ver ni de admirar aun á despecho de las sombras celestes, cuanto nuestro afán curioseaba; tras de opípara cena pensamos acostados en mullidas camas repartidas en anchurosos aposentos, si las Hadas mágicas de varillas milagrosas, habian levantado aquel oasis por un capricho sueño de fortunado destino…

¿Y à qué cansaros más, si se haría interminable mi narración? Sin embargo ¡qué alborear tan sorprendente! ¡Què pesca tan deliciosa entre espumas y arenas! ¡Qué paseo inspección tan agradable por el pueblo! ¡Qué paella tan fastuosa acompañada de rico festin en manjares esquisitos y toda clase de vinos y licores!

¡Oh si, al abandonar por la tarde aquella joya del patriotismo y constancia de mi fraternal amigo, sentimos casi con làgrimas una separación palpitante por todos, y por todos extremada con las efusiones más sinceras!

Y hoy que después de algunos años, y de largo tiempo, en que opuestas ocupaciones nos separaron, ya que dedico algunos ratos á dár á conocer esos tesoros escondidos que encierra nuestra provincia, trazo y dedico estas líneas reclamadas por los recuerdos á mi inolvidable Guerrero, sintiendo que mi pluma no esté al alcance de la misión que me he impuesto.

Mas mi querido Joaquin me dispensará, perdonando si acaso disgustè su escesiva modestia, refiriendo hechos que con justicia le enaltecen, no dudando que á no ser tanta la amistad, otras y màs grandes hubieran sido mis alabanzas merecidas, pálidas de todo punto según atestiguarán los muchos que tuvieron la fortuna de visitar aquel dominio.

En cuanto á vosotros indulgentes lectores, visitad esta Colonia tan inmediata á Valencia, y decidme luego si pequé de exagerado en mis propósitos.

¡Con respecto á tí hechicero Cuyper, nido de blancas palomas fabricado en las orillas del mar; jardin surgido de sus arenas; huerto feráz levantado por esa segunda providencia llamada trabajo, recibe mis saludos y mis aplausos, con las felicitaciones de tu madre Agrìcultura, para ostentar en tu frente la rica aureola que ciñe el progreso á sus más preciados adoradores!

L. Sellés.

La família Guerrero-Cuyper comparteix en la seua pàgina de Facebook una nota de premsa del segle dinou sense referències bibliogràfiques que descriu succintament com era aquella “colònia”:

La Colonia agrícola de Cuyper, propiedad de don Joaquín Guerrero y Casanova, dicha finca es un verdadero pueblo fundado por dicho señor. La colonia se compone de cuatro calles y una plaza central en la que se admira un pequeño jardín y una fuente de agua potable, hay bastante caza. En la colonia existe una iglesia pública, horno de pan de cocer, escuela y acaba de inaugurarse el alumbrado público; dentro de algunos años, la colonia de Cuyper será un bonito y espacioso pueblo

Entre les notícies que trobem en premsa, hi ha una nota breu que no acabem d’interpretar i que diu que s’ha desestimat l’expedient instruït per a declarar “colònia agrícola” la finca de Cuíper. Haurem de seguir investigant què va passar exactament i com va arribar a ser “colònia” definitivament:

El Regional: órgano de la comunión tradicionalista, diario de la mañana, n. 345, diumenge 19 de desembre de 1897.

El Sr. Gobernador ha recibido una real orden desestimando el expediente instruido para declarar colonia agrícola la finca denominada de Cuyper, sita en termino de Foyos.

Durant els anys següents hi ha una absència de notícies que fa suposar que la colònia seguia la seua vida de treball afable. El silenci el trenca la notícia de la mort de don Joaquín Guerrero Casanova (1840-1910), produïda en la seua casa de Cuíper a les 11 del matí o a les tres de la matinada del divendres 10 de juny de 1910. Trobem notícies i esqueles a La correspondencia de Valencia, El Pueblo i Las Pronvincias:

La correspondencia de Valencia: diario de noticies: eco imparcial de la opinión y de la prensa, n. 11171, divendres 10 de juny de 1910,

1. [Esquela]

D.O.M. D. Joaquín Guerrero Casanova. Abogado de este ilustre colegio, ex-teniente de alcalde de este Excmo. Ayuntamiento, ex-tesorero del Colegio de Abogados, ex-promotor fiscal,

ha fallecido esta mañana, á las once, en la colonia Agrícola de Cuyper á los 70 años de edad, habiendo recibido los Santos Sacramentos y la Bendición Apostólica de Su Santidad.

El Excmo. Ayuntamiento, el Ilmo. Decano de este Ilustre Colegio de Abogados, su afligida viuda doña Amparo Ruiz Sagrario, hijos D. José, D. Joaquín, D. Manuel (ausente), D. Emilio, D. Vicente, D. César, D. Luis y doña Amparo, hijas políticas, hermanos, hermano político, nietos, sobrinos, primos y demás parientes, ruegan á sus amigos encomienden su alma á Dios y asistan á la conducción del cadáver, que se celebrará mañana once de los corrientes, á las nueve horas y 45 minutos de su mañana, desde la Estación de la Sociedad Valenciana de Tranvías (puente de madera), á la plaza de San Agustín, donde se despedirá el duelo.

Se ruega no asistan coches.

No se reparten esquelas.

2. Notícia

En su colonia de Cuyper ha fallecido hoy el Sr. D. Joaquín Guerrero Casanova, persona conocidísima y muy estimada en Valencia. En política figuró siempre como republicano gubernamental y en este concepto formó parte del Ayuntamiento desempeñando una tenencia de alcaldía. Ferviente católico, como su inolvidable padre D. José Antonio Guerrero Ludeña, jefe del movimiento insurreccional de 1869 en nuestra ciudad, nunca renegó de sus creencias ni trató de disimularlas. D.E.P. nuestro querido amigo y reciban los que le lloran nuestro sentido pésame.

El Pueblo: diario republicano de Valencia, n. 6544, dissabte 11 de juny de 1910.

1. [Esquela]

El Señor D. Joaquín Guerrero Casanova de Cuyper, abogado del Ilustre Colegio de esta ciudad, ex teniente de alcalde del Excelentísimo Ayuntamiento de esta ciudad, ex promotor fiscal, falleció á las tres de la madrugada de ayer, á los 70 años en la colonia agrícola de Cuyper. Etc.

Notícia en pàgina 2.

Las provincias: diario de Valencia, n. 15972, dissabte 11 de juny de 1910, p. 2.

En su colonia agrícola de Cuyper falleció ayer el Sr. D. Joaquín Guerrero Casanova, persona muy respetable y que gozaba de generales simpatías. Era hijo de D. José Antonio, que tanto figuró en los sucesos políticos de 1869, y, como su padre, pertenecía al partido republicano gubernamental, siendo fervorosamente religioso. Hace ya años fué llevado al Ayuntamiento, eligiéndosele para una tenencia de alcaldía.

Su muerte producirá gran sentimiento entre sus numerosos amigos, por las excelentes cualidades que adornaban al finado.

Descanse en paz, y reciban sus afligidos viuda é hijos nuestro más sentido pésame.

Saltem de nou fins a 1927, on veiem que Cuíper ha arribat ja a l’excel·lència en el cultiu dels melons, continuant la tradició huitcentista de què vam parlar en una publicació anterior (Els melons de Foios en la premsa espanyola del segle XIX), i que encara continua en un conegut productor local. D’altra banda, el text diu que en eixe moment Cuíper ja no era colònia agrícola: en algun moment, Joaquín Guerrero Ferrando va cedir les terres als seus colons.

Las provincias: diario de Valencia, n. 19124, divendres 24 de juny de 1927, p. 3.

Melones. Ha comenzado la exportación de este fruto sabrosísimo, que dió fama en la huerta de Valencia al pintoresco pueblo de Foyos: de allí son precisamente los primeros melones llevados al puerto, cosechados en los arenales del poblado anexo, Cuyper, colonia agrícola no ha muchos años. (…)

La singularitat del nom de Cuíper, en aquell moment encara «Cuyper”, també cridava l’atenció de les seccions més frívoles de la premsa:

La correspondencia de Valencia: diario de noticies: eco imparcial de la opinión y de la prensa, n. 20389, 22 d’octubre de 1927.

CHARLAS GEOGRÁFICAS. LOS PUEBLOS DE NUESTRA PATRIA. IX. Mirábamos el otro día, como recordaréis, los pueblos que tenían nombres de tiempos gramaticales, geográficos y náuticos. Para empezar hoy, veremos el de aquellos que parecen escritos en francés, o de la geografía francesa, y que son, sin embargo, españolísimos, estando situados en las provincias, que entre paréntesis se os indica, en las que podéis hallarlos, si gustáis. Hedlos aquí: (…) CUYPER (Valencia, agregado al vecino de Foyos)…

Una nota molt simpàtica es feia ressò de l’ús en vacances i festius de la platja de Foios i voltants: d’una banda amb l’aparició de famílies valencianes que passaven l’estiu, i de l’altra de les tires de carros que anaven alguns dies a gaudir de la mar.

Las Provincias, n. 19622, diumenge 25 d’agost de 1929, p. 8.

Notas veraniegas. Cuyper-Roca (Machistre). Cuyper-Roca es un pintoresco poblado costero habitado por huertanos, pescadores y carabineros. En sus alquerías, diseminadas por su tapizada huerta, la más rica y feraz de las zonas en que se divide la vega valenciana, pasan el verano distinguidas familias valencianas, y en su espléndida playa hacen deporte la gente joven y pasan sus mejores horas recuperando oxígeno los que de la ciudad, agotados, vinieron a cosechar descanso y solazarse ante el Mare Nostrum, más nuestro cuando más nos acercamos a él y al recibir las caricias del suave oleaje que lame nuestros cuerpos.

La hora del baño resulta pintoresca: centenares de carros puestos frente al mar y en hilera hacen el papel de «barraquetes», donde por turno de sexos cambian su ropa las familias de bañistas que de los pueblos del interior (Meliana, Foyos, Moncada, Alfara, etcétera) acuden a sumergir sus cuerpos en el Mediterráneo y a paladear las suculentas «caragolaes», «toñina en tomata y pimentó» y otros clásicos menús, con el aditamento de sandías y melones, que aquí se producen riquísimos y en pletórica abundancia.

Cuíper celebrava a finals d’agost les festes de la Mare de Déu dels Desemparats. Hem trobat els relats de les festes dels anys 1929 i 1930, que ens han resultat molt interessants: la celebració es feia amb molta pompa, comptant amb la banda d’Albuixec, predicadors, focs artificials, etc., i celebrant les comunions de les xiquetes i xiquets del poble (dos el primer any, nou el segon). Com es vorà, els predicadors, els frares que cantaven la missa i que l’oficiaven eren tots de l’ordre del dominics (“O.P.”, Ordo Praedicatorum), que fins a 1942 estiuejaven a la veïna “alqueria del Juge”.

Si més no, les festes mereixien el seguiment en la premsa. Per cert, ens hem adonat també que el periodista continuava considerant Cuíper com a colònia agrícola, possiblement per una deficient informació; de qualsevol manera, l’antic propietari, Joaquín Guerrero, continuava sent una persona important en el poblet i participava de totes les activitats.

Las Provincias, n. 19626, divendres 30 d’agost de 1929, p. 8.

Cuyper (Foyos). SOLEMNE FIESTA EN HONOR DE LA VIRGEN DE LOS DESAMPARADOS. El pasado domingo, día 25, se celebró en esta simpática y laboriosa Colonia Agrícola, rincón hermoso de la vega valenciana, la fiesta en honor de su Patrona.

Ella se efectuó con sujeción al siguiente programa:

A las ocho de la mañana, volteo general de campanas y pasacalle por la célebre banda de Albuixech. A las nueve, misa cantada, en la que ofició el reverendo Padre Vicente Julve, O.P., y que fué cantada por los colegiales de la misma Orden, que se unieron a la fiesta, aumentando así su esplendor y magnificencia.

Al Evangelio ocupó la Sagrada Cátedra el reverendo Padre Luis María Vallés, O.P., quien glosó de una manera magistral las glorias de la Virgen como única fuente de paz.

En la misma misa hicieron su primera Comunión dos niñas de la Colonia.

Por la tarde, a las seis, y después de un concierto que dió la misma banda, se cantó el Santo Rosario por los colegiales dominicos que están veraneando en su finca del Machistre, y a continuación se organizó la procesión, que fué fiel reflejo de la piedad y buenas costumbres de los colonos, ya que tanto hombres como mujeres nutrieron sus filas con devoción y recogimiento ejemplar.

Fué presidida por el propietario de la Colonia don Joaquín Guerrero, el señor alcalde agregado a Foyos y don José Cervelló, rindiendo honores a nuestra Patrona dos parejas de carabineros y los guardas jurados de la finca.

El contiguo poblado de Roca se unió a la fiesta con sus propietarios los señores Corbín, acompañados de sus bellísimas hijas y distinguida familia.

Al entrar la Virgen en la iglesia se disparó una gran traca y fué entonada solemne Salve, terminando con vítores a nuestra amada Patrona.

Por la noche se quemó un castillo de un pirotécnico de Albuixech, que fué aplaudido.

Bien por Cuyper.

Las Provincias, n. 19940, diumenge 31 d’agost de 1930, p. 8.

Desde Cuyper. FIESTA DE LA VIRGEN DE LOS DESAMPARADOS. El día 24 de Agosto, víspera de la fiesta, notóse grande animación en los alrededores de Cuyper. Por la noche, el disparo de una gran traca y la animada y típica verbena, anunció las fiestas.

El día propio, por la mañana, la banda de música del vecino pueblo de Albuixech recorrió las calles del poblado de Cuyper.

A las once se comenzó la solemne misa. Oficiaba de preste el Padre Manuel Fortea, O.P., ministrado por los reverendos fray Emeterio Díez, O.P., y fray Felipe Suárez, O.P.

Se interpretó magistralmente la misa “Te Deum laudamus”, de Perossi, a dos voces, por una selección de la Schola Cantorum de los Padres Dominicos, residentes durante la temporada veraniega en El Machistre. Fueron unánimemente elogiados los jóvenes dominicos, que acompañados de violines dieron el máximo esplendor a la festividad religiosa, pues nunca se había oído en Cuyper una misa tan solemne.

Fué el orador de la fiesta el culto y dignísimo doctor don Vicente Bauset, vicario de Algemesí, que desarrolló el tema siguiente: “La Virgen, Reina nuestra por el amor, en la Encarnación, al dar su consentimiento para ser Madre de Dios; Reina nuestra en el dolor, en el Calvario, por ser corredentora; y Reina nuestra por la gracia, por su mediación universal”.

Al final hizo una aplicación muy oportuna de los tres reinados de la Virgen de los Desamparados sobre toda la humanidad, y más particularmente sobre los habitantes de Cuyper.

Reciba el orador nuestra más sincera felicitación.

En la misa recibieron la primera Comunión cinco niñas y cuatro niños, graciosamente vestidos por sus padres, que dieron a la fiesta un realce simpático y conmovedor.

Por la tarde, a las siete, se organizó una hermosa procesión; los jóvenes llevaban cinco bonitas andas, con el Niño Jesús, San Joaquín, la Inmaculada, la Virgen de los Dolores y al final la Virgen de los Desamparados, y además una valiosa bandera y dos artísticos estandartes.

Presidía la procesión el Padre Manuel Fortea, O.P., ministrado por dos Padres Dominicos, formando la presidencia oficial el señor alcalde de Cuyper, don Joaquín Guerrero, entusiasta y ferviente organizador de todos estos festejos; otras personas distinguidas del poblado completaban la presidencia.

Las señoritas clavariesas Josefa Montaña, Carmen Ramón y Concha Peris, iban inmediatamente detrás de la Virgen de los Desamparados.

La banda de Albuixech amenizó la procesión con inspiradas partituras.

Los coristas Dominicos, formados en dos filas, daban gran esplendor a la fiesta.

Por la noche hubo animada y alegre velada.

Sólo nos resta, pues, felicitar a las señoritas clavariesas, por el entusiasmo que han manifestado en las fiestas de este año.

Esta felicitación se hace extensiva a don Joaquín Guerrero, por su colaboración importantísima en todos los festejos.

Sea esto acicate y animación para los años posteriores.

CORRESPONSAL

Per acabar, un dels problemes de la mobilitat en esta zona del terme eren les males comunicacions: el camí a la Mar es convertia en un barranc quan hi havia forts temporals, es convertia en un fangar o s’omplia de clots i de pols durant els períodes secs. Fins que es va poder formigonar, el problema apareixia periòdicament, i afectava a les butxaques de moltes persones. Heus ací una menció:

Las Provincias, n. 20063, dimarts 27 de gener de 1931, p. 11.

Moncada. Las carreteras en los pueblos de la huerta. Nota de la Redacción. (…) Y puesto que hablamos de carreteras en la huerta, bueno será digamos que no se ha cuidado mucho este aspecto de los intereses de aquellos pueblos. Desde Moncada sale una carretera importantísima, que llega al mar, pasando por Alfara, Vinalesa, Foyos, recoge más adelante parte del servicio de Meliana y Albalat, después Cuyper y la Alquería de Roca; la carretera, estropeadísima, no tiene más apaños que la prestación personal una o dos veces al año…

Títol La “colònia agrícola” de Cuíper en la premsa valenciana (1890-1931)
Font
  • Biblioteca Virtual de Premsa Històrica  del Ministeri de Cultura (https://prensahistorica.mcu.es/)
  • Família Guerrero-Cuyper
  • Abel Soler, Josep-Vicent Frechina, Vicent Sales, Ignasi Mangue i Víctor Algarra (2003), El patrimoni paisatgístic de Foios. Ajuntament de Foios.
Data de la publicació Dilluns 1 de juny de 2020

0 respostes

Deixa una resposta

Vols unir-te a la conversa?
No dubtis a contribuir!

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.